miércoles, 11 de febrero de 2009

Pepiño, rebelde sin causa

Me entero gracias Territorio Magenta del siguiente supertitular de La Voz de Galicia: Pepe Blanco dice hablar castellano por rebelión a las imposiciones. Hay que leerla porque hay que leerla, que no tiene desperdicio. ¡Pero si en Galicia nadie imponía nada! ¡Si no había conflicto lingüístico, que se lo habían inventado todo el PP y UPyD! Pero no, Pepiño, que dice ser gallegohablante por parte de madre (que ahora el idioma, además de una señal de identidad y un valor cultural, va a ser una herencia genética), dice que elige la lengua del Estado opresor para rebelarse contra las imposiciones, tanto del gallego como del castellano (?). Lo que son las cosas, que de la noche a la mañana hemos pasado del "aquí no se impone nada" al "aquí se impone todo", y eso lo corrobora la siguiente sentencia de don Pepiño: que hablar las dos lenguas es "deber y obligación" de todos los gallegos. ¿Qué diría Touriño? ¿"Siguiente pregunta", como cuando se le pregunta por qué se gastó 4 millones de euros de dinero público en decoración? ¿Qué diría Espartaco Quintana?

En fin, son los problemas que tiene la mentira en partidos tan grandes, que es difícil coordinarse para que todos mientan igual. De todas formas, es reconfortante ver que alguien en el PSOE, y encima un gallego, reconoce que en Galicia hay un problema de libertad. Un problema de libertad originado porque la lengua ha sido utilizada como arma de manipulación por parte de unos y de otros, y que sólo se podrá solucionar cuando haya total libertad de elección.

3 comentarios:

Hugo Mulholland dijo...

Yo ya me pierdo con Pepiño... Quizás la gente que escribe los discursos a la casta política a veces se divierte haciéndoles decir los lemas del adversario, mientras la gente aplaude lo que en boca de otro abuchearía. Es la venganza del asesor político, como cuando Bermejo después de declararse rojo se va de cacería. Eso o estupidez de cosecha propia, quien sabe.

Nidiestronisiniestro dijo...

Este hombre lo que es es una fuente inagotable de grandes momentos. Por favor, que Pepiño sea el sucesor de Zapatero. ¡Hagamos campaña en internet!

As Master dijo...

Cada vez lo tengo más claro: PSOE ya no cumple con ninguna de sus siglas, ni siquiera con la P. Más que un partido, es una plataforma de enchufados y enreaores...
¡¡Sólo así me explico que hayan llegado a mandar quienes están ahora!!

En fin...