lunes, 6 de abril de 2009

Harto me tienen

Les juro que, cuando descubrí la existencia de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, no pensé que llegaría a escribir algo como ésto. Desde el primer momento vi a ese partido como el principal aliado que podría tener UPyD para conseguir sus objetivos, y en las pasadas elecciones generales quise tener un pequeño gesto votando a su único candidato al Senado por mi circunscripción. Sabía que sería un voto "tirado a la basura" (ellos no tardarían en usar esa expresión contra nosotros), pero quería mostrar, aunque fuera de manera personal, la simpatía y la empatía que despertó en mí Albert Rivera aquella mañana que fue entrevistado en "La mirada crítica". Por eso me duele doblemente que su partido se halla sumado a la campaña de desprestigio contra UPyD que se viene desarrollando desde hace año y medio.

Pueden ver numerosas muestras de esa campaña de desprestigio en la blogosfera de C's, Red Ciudadana. Que si estamos intentando destruírlos desde dentro, que si perjudicamos la concentración del voto constitucionacionalista (eso de regenerar la democracia pidiendo que se limiten las opciones de voto, difícil lo veo), que si somos una simple plataforma de lanzamiento para Rosa Díez... pero a mí hay unas cuantas que me hacen especial gracia. La primera, esa de que les plagiamos las ideas. Como si ellos hubieran inventado algo, vamos. Como si nadie criticara la ley electoral antes que ellos, como si no hubiera ciudadanos descontentos con la inmersión lingüística antes de su aparición... Se deben sentir poco menos que como Zeus entregando el fuego a los hombres. Frente a UPyD, que vino a llenar un espacio electoral, ellos parece que vinieron a crearlo. Pues bien por ellos.

No menos graciosas resultan las acusaciones de nacionalismo español, casi siempre argumentadas (es un decir) por nuestra utilización de un símbolo constitucional como la bandera española. Una de las mayores mentiras de los nacionalistas, la de que la bandera es un símbolo del nacionalismo español, asumida por un partido que dice ser constitucionalista. Pues va a ser verdad que Ibarretxe y cía. nos están ganando la batalla. Aprovecho para aclararles que la bandera española representa, no una nación, sino un régimen constitucional, que es lo que defiende UPyD. Y no debemos dejar pasar esa fijación que tienen en el Partido de la Ciudadanía con la supuesta falta de democracia interna de UPyD, obviando por conveniencia que acabamos de aprobar el reglamento de nuestro primer congreso y teniendo en cuenta que esas acusaciones vienen de los mismos que acusaron a C's de lo mismo (cuando acusan a otros, ¿entonces sí que dicen la verdad?). Que alguien me aclare por qué en ese partido le dan tanta creidibilidad a sus propios enemigos.

Como las comparaciones son odiosas, y por aquí se destila mucho odio, comparemos los candidatos de ambos partidos para las elecciones europeas. ¿Qué ha hecho Francisco Sosa Wagner desde que fue elegido candidato de UPyD? Recorrerse España dando conferencias sobre la importancia de que los españoles nos impliquemos en la Unión europea. ¿Qué ha hecho el candidato de C's, José Manuel Villegas? Criticar a UPyD. Y coaligarse con un partido que dice defender la identidad de los salmantinos (¿?). Recordemos el supuesto caracter nacional y de defensa de la unidad del Estado de C's. Y recordemos también que renegaron del transversalismo en su segundo congreso para definirse como partido de centro izquierda ("el único centro-izquierda no nacionalista", dice su eslogan) para acabar pidiendo el voto para el PP (centro-derecha) en las elecciones vascas y gallegas. Todo muy coherente.

La última, criticarnos porque Gorka Maneiro se abstuvo en la votación para elegir la presidencia del parlamento vasco, es decir, por no votar a favor de Arantza Quiroga. Que ha sido una pataleta porque nos han excluído del pacto o que no nos importan los ciudadanos de Euskadi han sido algunas de sus perlas, cuando en realidad todo es mucho más sencillo que eso. Gorka no podía votar a favor porque nadie del PP ni del PSE le explicó las razones por las que esa mujer es la mejor presidenta posible. Y no, que sea del PP no vale como argumento, porque la regeneración democrática implica mirar algo más que el carnet de partido de las personas. Es más, si los diputados de C's en el parlamento catalán votan a favor de propuestas que desconocen y que nadie les ha explicado, sólo porque vienen de un partido que les cae bien, no me extraña que sus expectativas electorales hayan ido de mal en peor hasta quedar casi borrados del futuro panorama político.

Resulta curioso todo este aluvión de críticas, cuando han sido dos las ocasiones en las que Albert Rivera ha ofrecido a UPyD coaligarse para una cita electoral, la última hace pocos meses. Quizá (seguramente), nuestro rechazo sea lo que ha motivado tantas acusaciones al ver C's que no podía beneficiarse de nuestro tirón electoral, su única tabla de salvación hoy en día. Por tanto, han decidido que el enemigo no son los nacionalistas ni los partidos tradicionales, sino UPyD, y que deben perjudicar su imagen ante los votantes. Un buen ejemplo de los tristes extremos a los que puede llevarnos el fracaso.

19 comentarios:

Ciudadano Quien dijo...

NDNS otra vez tengo que decir que coincido contigo.

Yo empecé a oir hablar de UPyD visitando la página de C's, estoy apuntado como simpatizante (creo que voy a quitar) y estuve apunto de afiliarme. Al final, al ir a la presentación de UPyD en la Casa de Campo de Madrid, vi que tenían un proyecto más nacional que C's y terminé afiliándome a UPyD.

Y parece que acerté, C's dio el giro a la izquierda que has mencionado, empezaron sus luchas internas y comenzaron a perder apoyo popular.

Es verdad, que de un tiempo a esta parte el compotamiento de C's con UPyD me está molestando. Aunque alguno de sus miembros a salido en nuestra defensa, critican todo lo hacemos y reclaman apoyos para partidos que antes combatían

Sinceramente creo que C's si no renueva sus escaños en Cataluña acabará desapareciendo y muchos de sus militantes y votantes se pasarán a UPyD.

Nos leemos

Español dijo...

Pues me duele muchísimo, si es cierto, porque creía que entre C´s y UPyD había buena relación, tal y como se vio en la manifestación en Galicia de hace unos meses por el bilingüismo.

Una pregunta: si UPyD defiende el orden constitucional (lo que me parece estupendo), ¿quién defiende a la Nación Española? Recordemos que la democracia constitucional es sólo la forma que ha adoptado (una de tantas) España en este breve espacio de su larga Historia.

Vuelvo a reiterarme: la culpa de todo esto es del PP, y también del PSOE, que han abandonado la idea nacional (unoa primero y otro hace poco) con tal de ganar apoyos de partidos minoritarios, dentro de un sistema de pactos que raya en el insulto.

Nidiestronisiniestro dijo...

UpyD no defiende la nación española, al menos no en el sentido cultural. Es decir, que nunca verás a Rosa en plan "Ibarretxe españolista" defendiendo las señas de identidad de los españoles. Lo que sí defendemos es la unidad del Estado, que no sólo tener el mapa intacto, sino respetar el orden constitucional para que no se rompa la igualdad entre los ciudadanos (como se ha hecho con el Estatuto de Cataluña, por ejemplo).

Español dijo...

Quiero decir que España es algo más que la Constitución de 1978. Parece que ahora, España ha salido de esa Constitución, y no es así, España existía hace miles de años (con otra forma, claro), y tiene una identidad muy clara (ahora viene la semana Santa).

Nidiestronisiniestro dijo...

Sí, pero una cosa es la identidad histórica de una nación y otra muy distinta es que se le pueda imponer esa identidad a los ciudadanos de la españa actual. Yo creo que en un estado democrático el Gobierno tiene que meterse lo menos posible en esos temas, porque lo contrario significa tener a los políticos diciéndonos a los ciudadanos lo que debemos hacer para ser "buenos españoles". Y bastante tenemos ya con los nacionalistas periféricos diciéndoles a los catalanes, vascos, etc. cuál es su identidad.

Hugo Mulholland dijo...

Pepiño ministro!

Nidiestronisiniestro dijo...

Calla, calla, que no sé si es peor lo de Pepiño o lo de Ángeles González Sinde...

Atreides dijo...

En tu caso es como con los votantes del PSOE: Los que no quieren ver la realidad se darán de bruces con ella. UPyD no sólo es un montaje cijota atribuyéndose el papel y el espacio político que corresponden a C's, como ha demostrado la actitud de Gorka, vuestro diputado en Vascongadas, la falsedad es mayúscula. Poco convincente ese voto negado al PP vasco para presidir la cámara. Hay que dar ejemplo y no alinearse con los nacionalistas.
Lo que molesta a UPyD es que C's siga su camino.

Nidiestronisiniestro dijo...

Claro que sí, el espacio político es de C's y de nadie más. Es como esa expresión de "¡que me roban mis votos1" tan propia de los partidos tradicionales.

"Ese voto negado al PP vasco", como tú dices, es coherencia con lo que llevamos haciendo desde que Rosa recogió su acta de diputada: votar según las propuestas que se presentan y no según quién las presente. No estamos aquí para darle cuotas de poder al PP, como parece que intenta hacer C's últimamente.

Atreides dijo...

No se trata de dar votos al PP, sino apoyar un cambio, aunque sea mínimo, en el País Vasco. En mi blog ya me pronuncié sobre lo poco adecuado del pacto del PP con el PSOE, pero aún así, no apoyar una renovación en el parlamento vasco es no cumplir las expectativas de los votantes de UPyD, diría yo. Es incoherencia. Otra cosa son los apoyos puntuales posteriores, pero en este caso se trataba de un gesto simbólico del que doña Rosita la Pastelera no ha sido capaz porque ella es incoherente en sí misma. Es esa falta de convicciones de la que siempre hablo cuando se trata de UPyD.

Nidiestronisiniestro dijo...

¿Incoherencia? Ha sido coherencia y respeto absoluto a nuestros votantes. Nosotros dijimos durante toda la camapña electoral que queríamos cambios profundos, no "cambios mínimos". De ahí el acto simbólico del voto en blanco, un lujo que nos podemos permitir, precisamente, porque no éramos necesarios para la mayoría.

Usted dice que hay que apoyar el cambio y no alinearse con los nacionalistas (nadie ha hecho tal cosa), pero tambiñen dice que hay que apoyar un gobierno con el PSE, que antes de conseguir el escaño 25 decía que prefería pactar con EB antes que con UPyD. Es decir, antes con un miembro del tripartito nacionalista que con un partido constitucionalistas. ¿Entiende mejor nuestros recelos ante el nuevo gobierno vasco?

Sentimiento Perico dijo...

Pues ya somos dos amigo, yo soy un ex-afiliado de C´s y siento a veces vergüenza ajena de haber sido afiliado de ese partido, pero creo que lo mejor que podemos hacer es ignorar sus "ataques" para no hacerles el favor de ponernos a su altura. Tenemos que seguir trabajando en nuestro proyecto, en el que creemos y estoy convencido que es necesario.
Saludos y enhorabuena por tu blog, que acabo de descubrir.

http://ciudadano-rebelde.blogspot.com

Español dijo...

NDNS, no hagas caso.

En realidad, yo creo que el problema en el futuro de UPyD será el mismo que tiene ahora el PP, que es la falta de una doctrina, de una ideología, de un camino a seguir.

Corregidme si me equivoco, pero UPyD más que un partido político en el sentido tradicional del término, es una conglomeración de fuerzas de muy diversa procedencia (transversal, decís vosotros), y eso será un problema a la larga.

En realidad, creo que UPyD se creó para solucionar los grandes problemas CREADOS POR LA CLASE POLÍTICA EN LA ÚLTIMA DÉCADA, NO LOS PROBLEMAS ANTIGUOS DE ESPAÑA. En una nación seria, UPyD no haría falta.

Pero en fin, yo me planteo votar a UPyD, pero me tira para atrás el que sea un partido donde se juntan socialistas, liberales, progresistas, etc.

Nidiestronisiniestro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nidiestronisiniestro dijo...

Es que tienes razón en lo que dices, pero no sé por qué eso tiene que ser algo malo. UPyD no nace para defender una ideología concreta porque es un partido poco dogmático. En realidad, nace para lograr unos objetivos, y el día que se consigan, pues a lo mejor no hace falta que siga existiendo. Por eso tienen cabida liberales y socialistas, porque los objetivos con los que nace el partido no se adscriben a una ideología determinada, sino que son cosas "de sentido común" :D

Atreides dijo...

¿Ves cómo copiais a C's en todo? Es un partido que nació por una idea concreta de cómo tiene que funcionar la sociedad. Lo malo es que algunos han querido llevar al partido por senderos sectarios, pero por suerte se van (a UPyD) para que C's pueda volver a su esencia fundacional.

Nidiestronisiniestro dijo...

Que no, Atreides, que los de C's no habéis inventado nada. Vuestras reivindicaciones (y las nuestras) surgieron mucho antes de la fundación de C's, sólo que eran defendidas por ningún partido político. Ahora, ya ves tú, las defienden dos. Dejad que los votantes elijan tranquilamente cuál les parece que lo hace mejor.

temmpus dijo...

wennas. Solamente quiero decir que como salmantino de nacimiento, me siento desubicado, y que si José Manuel Villegas consigue recuperar mi identidad, pues que se lo agradezco.

(He escrito este comentario dictado por mi compañero de piso, que también es salmantino, como yo, pero tiene fobia a los ordenadores).

Nidiestronisiniestro dijo...

Me da que el tal Villegas no podrá recuperar nada de nada, por en el partido de la perfecta democracia interna (je) la dirección ah decidido que el candidato que los afiliados habían elegido no vale, y que hay que poner a uno que le gusta más al que les paga la campaña.